Tipos de corrosión

Imagen trenes corrosión Inelca

La corrosión se define como el deterioro de un material al interactuar con su medio, el metal pierde o disminuye sus propiedades físicas y/o químicas. El proceso de corrosión se ve acelerado por factores como el oxígeno, la humedad, la temperatura, productos químicos y el cambio en la composición físico-química del material.

Mediante el proceso de galvanizado se deposita sobre la superficie del acero que se desea proteger una capa de zinc que actúan como metal de sacrificio.

A continuación, se exponen los diferentes tipos de corrosión que se producen en un acero tratado con un recubrimiento de Zn y sus aleaciones:

  • Corrosión blanca u óxido de Zinc: Zn + O2 à ZnO

El Zinc es un recubrimiento muy duradero que actúa como protección sacrificial del acero. La corrosión blanca es una sustancia de ese color que se puede formar sobre el zinc cuando se expone a ambiente oxidantes. Son vitales unas óptimas condiciones de almacenamiento para que sus propiedades no se vean afectadas.

  • Corrosión roja o corrosión de Hierro: Fe + O2 à FeO

Cuando el metal base está en contacto con oxígeno se oxida fácilmente, este fenómeno hace que el hierro pierda sus propiedades y se convierta en frágil y quebradizo. Es por eso que es necesario protegerlo mediante recubrimientos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *