Claves para la selección de un buen aplicador de recubrimientos

Artículo cedido por Atotech (www.atotech.com)

Logo Atotech Inelca Consulting

Autores:

Steve Kocka: Director general General Metal Finishing para Norteamérica en Atotech USA LLC

Markus Ahr: Gerente mundial de productos de recubrimientos de protección contra la corrosión en Atotech

 

Seleccionar el aplicador adecuado de recubrimientos electrolíticos puede ser un desafío tan grande como producir la pieza. Estas son las consideraciones clave para garantizar un acabado de calidad y una entrega razonable.

A medida que el mundo industrial continúa evolucionando, la necesidad de recubrimientos de superficies metálicas también cambia. Los desafíos planteados por el propietario final de una pieza determinada, se vuelven más complejos. Se deberán tener en cuenta varios puntos para elegir el aplicador de acabado apropiado

Así como existen diferentes niveles de calidad entre las instalaciones de fabricación de metales y metalurgia, también existen muchos niveles diferentes entre los aplicadores en el mundo del recubrimiento. Elegir el recubridor correcto es un paso importante que a menudo se pasa por alto en la fase final de fabricación. Para conseguir un trabajo bien hecho, hay que tener en cuenta algunos puntos básicos:

  • Logística: La logística puede desempeñar un papel importante. En algunos casos, la ubicación del proveedor de acabados es crítica ya que el transporte influye en el costo final de la pieza acabada. Algunos aplicadores tienen su propia flota de camiones.
  • Orgánico versus inorgánico: Requerir acabados orgánicos (pintura) o acabados inorgánicos puede tener un impacto en la elección del aplicador más adecuado para el trabajo. La selección de un recubridor que cumpla con los requisitos de calidad, así como la especificación del OEM final es un punto importante. El tamaño de las piezas a procesar también puede ser un factor limitante. ¿Cabe la pieza en la cabina de pintura / la cuba / la cuba de cataforesis,.. ? Algunos OEM especifican una química de proceso muy específica, y no todos los aplicadores tendrán esos acabados o químicas. Examine a fondo las capacidades del recubridor antes de comprometerse con el trabajo.
  • Capas: En la actualidad, a menudo una sola capa de recubrimiento no es suficiente para cumplir con los criterios decorativos o de corrosión del usuario final. Aquí es donde las cosas se vuelven más complicadas. Buscar un aplicador que pueda proporcionar acabados tanto orgánicos como inorgánicos es un elemento clave en este ámbito. Como ejemplo, el acabado puede ser un recubrimiento electrolítico de cinc o cinc / níquel, seguido de un pasivado trivalente que cumpla con RoHs, de un acabado inorgánico como cataforesis, pintura en polvo, pintura húmeda, adhesivos (unión de goma) o cinc lamelar .Todas estas posibles combinaciones de recubrimientos ofrecen aspectos y propiedades completamente diferentes a de las que puede ofrecer un recubrimiento de una sola capa. Trabajar con un aplicador cuyo proveedor de productos químicos tenga todos los acabados necesarios evitará que nos señalen como responsables si surgen problemas de recubrimiento.
  • Espesor: La especificación del espesor final del recubrimiento también es un elemento crítico al elegir un aplicador. Para aplicar recubrimientos de cinc lamelar por inmersión / centrifugado, se necesita el equipo apropiado para minimizar acumulaciones en la cabeza o la rosca (para fijaciones) o c. No todos los aplicadores tienen disponibles estos equipos de aplicación.
  • Calidad: ¿Tiene el aplicador un sistema de calidad? Las acreditaciones, como CQI (GM) o DIN EN ISO 9001, IATF 16949, etc. pueden proporcionar el nivel de calidad necesario. No todos los aplicadores tienen implantados sistemas de calidad avanzados.
  • Ensamble de piezas: Si una pieza se va a ensamblar con otra procedente de un origen o proceso diferente, podrían surgir dudas de tipo decorativo, como la «coincidencia de colores», o de tipo funcional como «preocupaciones de corrosión galvánica». Un ejemplo típico en la industria del automóvil es montar estructuras de aluminio usando tornillos de acero recubiertos.
  • Pruebas: El aplicador debería tener acceso a un centro técnico donde poder aplicar y comparar varios tipos de recubrimientos para su evaluación, así como ser capaz de realizar los ensayos de corrosión y coeficiente de fricción requeridos.
  • Equipamiento: ¿tiene el aplicador todo el equipamiento necesario o necesitará incorporar nuevos equipos especiales? Algunos aplicadores hacen sus propios accesorios, con lo que pueden optimizar los tiempos de producción y aportar un valor añadido a la cadena de suministro completando más pasos en un mismo sitio.
  • Proveedor de recubrimientos: En algunos casos, la empresa que suministra la química y materiales para el recubrimiento al aplicador, puede tener importantes recursos a su disposición:
    • Centros técnicos internos con capacidad para procesar piezas de gran tamaño, con lo que poder proporcionar muestras de producción real con variados procesos de recubrimiento.
    • Laboratorios analíticos y metalúrgicos que pueden examinar las condiciones de la superficie, así como analizar los procesos, ayudando tanto en la definición de un proceso como en la identificación de las causas de los posibles defectos.
    • Múltiples capacidades de recubrimiento, que pueden ofrecer al OEM o Tier la oportunidad de explorar todo tipo de recubrimientos o, en algunos casos, recubrimientos que combinen materiales orgánicos e inorgánicos.
    • Un catálogo de acabados ya probados de revestimientos simples y múltiples, con sus propiedades conocidas, que proporcionarán resultados previos y ayudarán a un diseño más rápido del acabado final.
    • Servicios globales, que permiten “copiar-pegar” los sistemas de acabado deseados que ya están siendo aplicados en otras partes del mundo, obteniendo de esta manera resultados uniformes en la cadena de suministro.
    • Programa de auditorías globales, que garantiza un sistema de calidad estandarizado para la industria del revestimiento, que será bien recibido por Tiers y OEM.
    • Cursos de capacitación personalizados sobre las posibilidades y limitaciones de los sistemas de recubrimiento para que los OEM y los TIER desarrollen la capacidad de distinguir y evaluar los diferentes niveles de calidad

Cuando se afronta el desafío de definir un tipo de recubrimiento, así como una red de aplicadores que satisfaga las necesidades del proceso de producción, involucrar al fabricante de la química de los recubrimientos en el proceso, a menudo puede acortar el ciclo de entrada al mercado.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *