Inelca Recubrimientos metálicos imagen decriptiva naturaleza

Principales objetivos de los recubrimientos

Los beneficios que aportan los recubrimientos de superficies metálicas son tan amplios que se convierten en indispensables para muchos ámbitos.

Existen recubrimientos de diferentes tipos los cuales aportan unas características u otras al material sobre el que se depositan:

  • Por medio de deposiciones metálicas electroquímicas, como el cincado, las aleaciones de Zinc (Zinc Níquel, Zinc Hierro, Zinc Cobalto, Zinc Hierro Cobalto), estañado, niquelado electrolítico, cromado decorativo, cromo duro.
  • Por medio de deposiciones químicas, como el zinc ácido y el cromatizado de aluminio.
  • Obtenidos por conversión, como anodizado de aluminio y del titanio, pavonado y fosfatación.
  • Por inmersión en caliente, como el galvanizado, aluminizado, estañado y el emplomado.
  • Metalización por proyección o por deposición al vacío.
  • Mediante plasma obteniendo capas duras superficiales con PVD y CVD.
  • Pinturas, poliuretanos, electroforesis, en polvo electroestático, etc.
  • Recubrimientos con plásticos PVC, caucho o teflón.

En función del tipo de recubrimiento empleado se pueden obtener las siguientes mejoras:

  • Mejora de la protección anticorrosiva
  • Mejora de características mecánicas
    • Dureza
    • Resistencia al desgaste
    • Ductilado
  • Mejora de propiedades específicas
    • Soldabilidad
    • Conformabilidad
    • Contacto eléctrico
    • Una combinación de varios (color, resistencia abrasión, coeficiente de rozamiento, etc.)
2 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *