Ventajas del ZnNi

De entre todos los recubrimientos superficiales de zinc y sus aleaciones, el zinc-níquel presenta una serie de ventajas que lo hace ser el líder:

i) Mayor resistencia a la corrosión: La presencia de un 12 al 16% de Ni en su estructura, permite que adquiera la fase gamma, lo que le confiere una mayor resistencia a la corrosión en niebla salina y en ciclos climáticos frente a otros recibimientos de Zn.

ii) Alta resistencia al desgaste: La dureza de los recubrimientos impide que se dañen en el propio proceso de recubrimiento, así como en manipulaciones posteriores como pueden ser empaquetados, selecciones, trasportes, montajes, etc.

Dureza de capa de varios recubrimientos:

Zn: 100 HV
ZnFe: 150-200 HV
ZnNi: 500-550 HV

iii) Formación reducida de corrosión blanca: La corrosión blanca en el recubrimiento de ZnNi aparece de forma mucho menos voluminosa que en otros recubrimientos de Zn.

Imagen corosión recubrimientos niquel

iv) Buena estabilidad a altas temperaturas: El depósito de ZnNi es muy estable a la temperatura incluso conservando sus propiedades a temperatura de trabajo hasta 200 ºC.

v) Baja fragilización por Hidrógeno: Tanto por las características de la capa del depósito formado, como por las del proceso de deposición, el ZnNi presenta baja fragilización por Hidrógeno, tal y como ya se indica en normas como ISO 4042.

vi) Baja corrosión por contacto con Aluminio: Debido a la diferencia de potenciales de oxidación del Zn y del ZnNi, este último tiene mucha menor corrosión galvánica por contacto con Al, lo que lo hace un recubrimiento ampliamente utilizado tanto en la industria del automóvil como en otros sectores.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.